Con el calor que está haciendo qué mejor que entretener a nuestros peques con hielo. Aquí tenéis varias opciones.

Bloque de hielo

Para nuestro bloque de hielo submarino necesitaremos:

  • Animales marinos de plástico
  • Conchas
  • Agua fría
  • Colorante azul
  • Un palito
  • Un recipiente para congelar
  • Un recipiente pequeño

Para poder tener varias capas de color y animalitos bien repartidos, congelaremos el agua por partes. Primero colocamos los animalitos que queramos tener en la parte superior boca abajo y añadiremos algo de agua para cubrirlos. Lo dejamos congelar varias horas. Volvemos a colocar animalitos del revés y agua muy fría, incluso con hielo mezclada con 1 o 2 gotas de colorante. Congelamos nuevamente.

Repetiremos esta operación hasta llenar nuestro recipiente añadiendo más gotas de color para que la intensidad de color vaya en aumento. Según lo grande que sea el recipiente tardará más o menos en congelarse por lo que aconsejo realizar estos uno o varios días antes. Este estupendo bloque de hielo es genial en especial para que los niños algo más grandes ya que pueden investigar y averiguar por sí solos como conseguir sacar del hielo los animalitos, usando herramientas…sal… agua de diversas temperaturas, etc

Pinturas de hielo

Para crear nuestros colores de hielo necesitaremos:

  • colores alimentarios o pintura
  • palitos de helado
  • agua
  • Cubitera

Echamos el agua en la cubitera sin llenarla del todo. Le añadimos unas gotas de colorante  y removemos. También se puede usar pintura. En ese caso primero meteremos un tercio de pintura y luego añadiremos agua.  Yo he escogido colorante alimentario porque mi hijo sigue llevándoselo todo a la boca, pero para niños que ya no hacen se puede usar pintura obteniendo colores más intensos y espesos. Después congelamos unas 2 horas y les insertamos con cuidado un palito de helado. Volvemos a congelar y listo esta nuestras pinturas congeladas. Recordad usar cartulina no papel ya que este se mojara muy rápido.

Caja sensorial con animalitos helados

Para nuestra caja sensorial con animalitos congelados necesitaremos:

  • Animalitos de plástico
  • Cubitera
  • Agua
  • Recipiente como caja sensorial

Colocamos boca abajo nuestros animales o figuras deseadas, llenamos de agua y congelamos. Una vez congelados Colocamos todo en un taper de plástico y listo para jugar! Yo le he añadido algo de agua muy fría en el fondo y unas conchas.

Espero os hayan gustado estas divertidas actividades y déjame un comentario, me gustaría saber que opináis.