Las bolsas sensoriales son estupendas para que los bebés y niños trabajen la psicomotricidad fina de las manos, los sentidos de la vista y el tacto.

Como veréis para hacer las bolsas sensoriales solo te lleva unos minutos realizarlas pero proporciona horas y horas de diversión y exploración sensorial para niños de todas las edades generando el despertar de su curiosidad, fomentar la creatividad, la imaginación o la concentración.

Para preparar las bolsas sensoriales necesitaremos:

  • Bolsas de congelación
  • Quitaesmalte
  • Algodón
  • Líquidos como agua, gel de baño, gomina, espuma afeitar, aceite, etc…
  • Purpurina de diversos colores y formas
  • Figuras para rellenar como cuentas, gomitas, botones, etc..
  • Cinta adhesiva resistente

En primer lugar con un algodón y quitaesmalte borramos la impresión que pueda tener la bolsa y luego le pasaremos con un paño limpio o servilleta para quitarle los restos del quitaesmalte.

Estos son unos ejemplos de bolsas sensoriales:

1-  Bolsa sensorial con Gomina

Para nuestra primera bolsa hemos usado :

  • Bolsa de congelación
  • Flores de tela, tipo collar hawaiano
  • Bolitas amarillas,  
  • Purpurina verde y naranja
  • Gomina para el pelo.

La gomina es un buen recurso ya que al ser bastante densa requiere una mayor manipulación.

Metemos todos nuestros objetos, lo esparcimos, mezclamos todo bien e incluimos más en caso de que sea necesario, pero no queremos llenar la bolsa demasiado.

La verdad que el orden no es muy importante, pero yo he preferido meter la gomina lo último.

Cerramos la bolsa extrayendo el máximo de aire posible, lo mezclamos todo bien de nuevo y la sellamos con cinta adhesiva.

bolsa sensoriales

2- Bolsa sensorial inspirada en el océano

En esta bolsa vamos a usar gel de baño que tiene una textura similar a las gomina. También necesitaremos:

  • Bolsa de congelación
  • Animales marinos de plástico
  • Purpurina plateada
  • Gel de ducha azul transparente

Introducimos dos de nuestros animales marinos, algo de purpurina, gel de ducha azul y lo vamos mezclando. A continuación he metido el resto de de animales, más purpurina y algo mas de gel. Lo mezclamos bien e intentamos extraer la máxima cantidad de aire posible ya sólo queda cerrar lo y precintar lo con cinta adhesiva.

3- Bolsa de bolas de agua decorativas

Necesitaremos:

  • Bolsa de congelación
  • Bolas de agua para decorar
  • Purpurina verde y azul
  • Agua

Introducimos nuestras bolas azules, la purpurina  verde y azul, y el agua. Como me parecían pocas bolas e introducido unas pocas más lo mezclamos todo y echamos las gotas de colorante verde. No tengáis miedo a echarle demasiada agua porque estás bolas  tienden absorber el agua un poco. Mezclamos nuevamente, cerramos la bolsa extrayendo el máximo de aire posible y la sellamos con cinta adhesiva. Yo solo estoy poniendo cinta adhesiva en la parte superior pero para mayor seguridad se puede poner alrededor de toda la bolsa.

bolsa sensoriales

4-Bolsa sensorial con espuma de afeitar

Para esta bolsa en la que el niño va a tener la dificultad de que apenas va a poder ver el animalito que vamos a meter, necesitaremos:

  • Bolsa de congelación
  • Animalito de plástico
  • Purpurina
  • Espuma de afeitar

Introducimos nuestro “cangrejo” en la bolsa y la purpurina. Agitamos la espuma de afeitar, metemos el bote hasta el fondo de la bolsa y luego apretamos para que salga un poco la espuma. Esto es importante, ya que si lo echamos muy arriba luego nos va a costar un poco el bajar la espuma. Bajamos la espuma y echamos algo más de purpurina. Vamos repitiendo esto hasta tener la cantidad deseada. Lo mezclamos todo y sellamos.

5– Bolsa sensorial lampara de lava

Esta otra bolsa imita una lampara de lava y para ello necesitaremos:

  • Bolsa de congelación
  • Aceite de bebé
  • Colorante rojo
  • Agua

Echamos un poco de aceite de bebé, unas gotas de colorante rojo y un poco de agua. Ojo, si quereis un buen efecto “lava” muy poca agua. Sacamos el máximo de aire posible, cerramos y precintados con cinta adhesiva, comprobando varias veces que no salga nada de líquido. Incluso se puede poner otra bolsa para protegerlo mejor.

5.- Bolsa sensorial con espuma y pintura

Necesitaremos:

  • Bolsa de congelación
  • Espuma de afeitar
  • Pintura acrílica

En primer lugar introducimos el color azul en una esquina y el color amarillo en la otra. Agitamos la espuma y la introducimos en el fondo de la bolsa, mezclamos e introducimos un poco más. Sellamos con cinta adhesiva. Ahora nuestro hijo puede experimentar mezclando la pintura..

6.- Bolsa con diferentes texturas

Necesitaremos:

  • Bolsa de congelación
  • Gomitas para el pelo de colores
  • Botones de diversos colores y tamaños
  • Pompones de diversos colores y tamaños
  • Gomina para el pelo

Introducimos botones, gomitas y gomina. Seguimos con los pompones y más gomina. El orden en realidad no importa mucho, yo siempre prefiero meter “el liquido” en dos veces o por  último. Sacamos el aire y sellamos.

bolsa sensoriales

7.- Mezclar pintura

Para esta bolsa que es estupendo para el niño vea y descubra lo que ocurre al mezclar colores diferentes necesitaremos:

  • Bolsa de congelación
  • Pintura acrílica azul, amarillo y rojo

Introducimos el color azul en el lado izquierdo, el color rojo en el derecho y amarillo en el centro, para que el niño puede mezclarlos y ver cómo cambian los colores al mezclarse.

Es interesante poner esta bolsa en un espejo a puerta de cristal y dejar que el niño mezcle y trace con sus dedos.

. Recordad que para mayor seguridad bebes no debería de meterselas en la boca.

También las podéis sellar con cinta adhesiva todos los bordes y usar otra bolsa como precaución en las que llevan agua o aceite ya que es más fácil que se salga el líquido de la bolsa.

Como comente, las bolsas sensoriales también se pueden pegar en superficies como una puerta de cristal o en una mesa para facilitar el trazado sobre ellas.