Hola a Todos!!!

En el video de hoy vamos a hablar de el frasco de la calma y las botellas sensoriales. 

El frasco de la calma, una de las técnicas educativas más conocidas del método Montessori, es un un bote o frasco transparente lleno de agua y purpurina que está ideado para ayudar a los pequeños a reducir los estados de ansiedad y/o enojo gestionando así sus emociones.

La idea es que al agitar el frasco el niño libere su ansiedad y emociones negativas. Al para de moverlo, y ver el descenso de la purpurina, poco a poco va también descendiendo las tensiones o estrés. 

Las botellas sensoriales también son ideales para desarrollar la atención y son adaptables a casi cualquier temática, lo que las convierte en un recurso muy divertido y práctico en el que incluso los niños pueden ayudar a rellenar.

Podemos rellenar las botellas sensoriales con casi cualquier cosa que se nos ocurra, como distintos tipos de purpurina objetos que flotan, que se hunden, coloridos, por colores e incluso sin agua. Rellenandolos con objetos secos y duros, ese tipo de botella nos servirá  para experimentar con los sonidos. 

El tamaño de la botella que utilicemos tendrá que ser acorde con la edad del niño. No pretendamos que un bebé o niño pequeño levante una botella de medio litro. Importante es también sellarlas con pegamento o silicona por seguridad.

Aquí os muestro varias botellas para mi niño de 3 años y para mi bebe.

Para hacer nuestro frasco de la Calma necesitaremos:

  • Botella transparente
  • Gomina, pegamento liquido con purpurina o trasparente o glicerina
  • Colorante
  • Un embudo pequeño
  • Agua templada
  • Purpurina, escarcha o brillantina, según por el nombre que lo conocéis de color azul y plata, también en forma de estrella.

Comenzamos llenando más de la mitad de la botella con agua templada. Seguidamente echamos una buena cantidad de gomina o pegamento. Esto hará que la purpurina tarde más en bajar. Cerramos y agitamos bien para que se mezcle. Tras esto he añadido la purpurina, mezclando con la ayuda de un palito.

Por último, en un botecito aparte he mezclado una gota de colorante con un poco de agua para así poder controlar mejor la tonalidad, ya que no quiero que sea muy oscura. Añadimos el agua teñida y rellenamos lo que queda de agua. Agitamos bien y listo. Siempre es importante al acabar sellar la botella con pegamento o silicona caliente.

Para hacer una botella sensorial para mezclar colores necesitarás:

  • Botella transparente
  • Aceite corporal para bebé
  • Colorante alimentario para aceite o pintura al óleo
  • Colorante alimentario 
  • Bote para mezclar
  • Palito para remover
  • Agua 

Para empezar he metido un poco de agua en un bote, le he añadido unas gotas de colorante azul y lo he removido. Tras esto he echado la mezcla en la botella y  le he añadido agua hasta la mitad de la botella. Después he realizado la mezcla del aceite con la pintura al óleo en un bote aparte y lo he añadido a la botella con el agua. No pongáis demasiada, si hace falta más la vais añadiendo. Después añade aceite hasta que la botella esté llena. Y la sellamos con silicona o pegamento y listo. 

Esta botella es muy interesante y sirve para enseñarles cómo mezclando dos colores básicos se puede hacer un tercer color. Al tener diferente densidad el aceite quedará por encima y se verán los dos colores, pero al mover la botella se mezclan creando un nuevo color.

Para nuestra siguiente botella sensorial necesitaremos:

  • Purpurina, escarcha o brillantina, según lo conocéis
  • Botones
  • Lentejuelas
  • Piedrecitas rojas
  • Gomitas
  • Pompones
  • Botella transparente
  • Jabón de manos con glicerina, Gomina, pegamento liquido con purpurina o transparente

Rellenamos la botella con los objetos que vayamos a introducir, en mi caso pompones, gomitas, piedrecitas,  botones, lentejuelas, purpurina, todo lo que se os ocurra. Tras esto llenamos la botella casi hasta arriba de agua y añadimos el jabón o gomina. Y rellenamos de agua hasta arriba. Cerramos agitamos bien y listo. Siempre sellando la botella.

Para nuestra botella del tesoro necesitaremos:

  • Botella transparente
  • Arroz de color
  • Animal o muñeco que quepa en al botella
  • Un Embudo

Empezamos metiendo nuestro animal en la botella. Luego colocamos el embudo y llenamos más de la mitad de la botella con el arroz. Sellamos la botella y listo. Ya puede nuestro peque ponerse a buscar el animal escondido.

Ya hice un video de como teñir el arroz, os dejo el enlace aquí.

Vuestros peques dependiendo de sus habilidades y edad os pueden ayudar a rellenarlas las botellas, a mi peque le encanta, pero os recomiendo tener preparadas las cantidades de lo que querrías que usen porque al menos el mio se volvio loco con la purpurina. Esta es su botella con pompones, ojitos, gomitas y muuucha purpurina.

Para la primera botella necesitaremos:

  • Botella transparente pequeña
  • Aceite corporal para bebé
  • Agua 
  • Purpurina, escarcha o brillantina, según lo conocéis, negra y plateada
  • Un embudo pequeño 
  • Colorante alimentario

En primer lugar he introducido la purpurina con el embudo a la botella. Tras esto he añadido el aceite hasta tres cuartas partes del bote. En un bote aparte he introducido un poco de agua y le añadido unas gotas de colorante alimentario  rojo, he removido y lo he introducido en la botella. Y he sellado la botella.

Para la siguiente botella para bebé necesitaremos:

  • Botella transparente pequeña
  • Purpurina, escarcha o brillantina,  blanca
  • Colorante alimentario
  • Aceite corporal para bebé
  • Agua 

En primer lugar llenamos poco más de la mitad de la botella de agua y introducimos unas gotas de colorante rojo. Lo removemos y agitamos hasta que esté bien mezclado. Tras esto he añadido la purpurina y he acabado de rellenar con aceite. sellamos y listo.

Para la siguiente botella colorida necesitaremos:

  • Botella transparente pequeño
  • Purpurina, escarcha o brillantina, según lo conocéis
  • Gomina
  • Limpiapipas rizado de colores
  • Agua 

Comenzamos introduciendo los limpiapipas previamente rizados con los dedos en nuestra botella. Añadimos la purpurina en mi caso corazones verdes y luego llenamos la botella casi hasta arriba de agua. Introducimos un poco de gomina y rellenamos hasta el borde con agua. Sellamos la botella y listo.

Para mi bebe tambien he hecho unos sonajeros. Uno con Arroz de colores y otro con alubias blancas. Solo tenéis que introducir las legumbre, piedrecitas, todo lo  que se os ocurra y sellar la botella. Estas son una experiencia sensorial estupenda para bebés ya que aparte del sonido pueden ver el movimiento de los objetos dentro de la botella.

Espero os haya gustado este video, dame un like, suscribete y no olvides dejar un comentario.