El xilófono para niños es un instrumento musical muy original para mantener a los peques de la casa muy entretenidos y disfrutar al máximo de los sonidos que van creando o de las melodías que pueden llegar a montar casi sin esforzarse lo más mínimo.

Como a mi peque le encantan los instrumentos esta vez he pensado en hacerle un xilófono.

Para nuestro xilófono casero necesitaremos:

  • 2 palos de madera 1,8 cm x 30 cm
  • 7 palos de madera de 1,2 cm x 30 cm
  • Un lápiz
  • Una regla
  • Un cartabón
  • Una pistola silicona
  • Lana o cinta
  • Un sierra o segueta
  • Una paleta de pintor
  • Un Pincel
  • Diversos colores
  • Un palo o palillo de comida china
  • Una bola (cuenta) de unos 20 mm con un agujero
  • Una lija

En primer lugar he medido mi primer palo para que tenga 24 cm y le he hecho una marca. Después he seguido con los demás, reduciendo 1,5 cm cada palo para luego cortarlos con la segueta.

Las medidas son 10,5 cm, 12 cm, 13,5 cm, 15 cm, 16,5 cm, 18 cm, 19,5 cm, 21 cm, 22,5 cm y 24 cm. Cómo miden 30 cm de largo sólo habrá que cortar del palo de 24 cm al de 15 cm ya que los demás salen del resto de palos. Tened en cuenta que  al final tendremos 10 palos ya que de los restos de los primeros palos podéis sacar los de medidas más cortas (del 1,5cm al 24 cm.) Después he lijado suavemente todos los palos.

A los palos de 1,8cm les he hecho unas marcas al principio y final de 3cm y de unos 2,8 en el centro.

He colocado un cartabón como apoyo para los palos grandes, una regla en la base y he pegado el palo mas corto en la punta y el largo en la base.

Una vez cortados los palos los he pintado de colores representando un arco iris excepto el palo de más pequeño y el más grande que los he dejado del color natural de la madera. Los colores que no tengo los he mezclado como rojo y blanco para rosa, blanco y azul para azul claro y Amarillo y rojo para el naranja.

Una vez estén los colores secos, ya podemos empezar a colocarlos.

Para ello primero cogeremos la lana, la ataremos en la base y empezaremos a entrelazar con un nudo los palos. Esta operación la haremos igual en el otro lado usando las marcas ya hechas como guía.

He apoyado el cartabón para comprobar que están por tamaños y luego he pegado los nudos para más sujeción. También podéis pagar un poco de la lada entre cada palo a la madera de la base para más sujeción. No he pegado los palos para que haya más vibración. Ya está listo nuestro xilófono, solo nos falta las baquetas.

Las baquetas se pueden comprar ya hechas o como yo, hacerlas con un palo y una cuenta. He cogido un palillo de comida china y una cuenta de madera de unos 2 cm. Le he puesto silicona al palo y he introducido la bola.

Espero os haya gustado este vídeo, déjame un comentario, dame un like y no olvidéis suscribiros a mamá me aburro.

También te puede interesar.

tambor reciclado