Queda poco para el día del padre y había pensado que sería una buena idea hacer una manualidad con mi bebé.

El proyecto DIY de hoy es hacer una masa muy fácil con harina y sal para poner la huella de mi niño y una foto.

Para este recordatorio del día del padre necesitaremos lo siguiente.

Ingredientes:

  • 1 vaso de harina
  • 1/2 vaso de sal
  • 1/2 vaso de agua.

También hará falta:

  • Un bol
  • Una cuchara de madera
  • Un rulo para amasar
  • Papel vegetal
  • Un cortador en forma de corazón (opcional)
  • Un palo de pinchito o palillo
  • Un cuchillo
  • Unas tijeras
  • Una foto
  • Una pistola de silicona

Para empezar mezclamos la harina, la sal y poco a poco le vamos añadiendo el agua. Una vez tengamos una masa seguiremos amasando con las manos. Lo suyo es echarse un poco de harina en las manos y si después de amasarlo un rato sigue estando muy pegajoso se le añade un poquito más de harina o en el caso de que esté muy seco se le añade un poquito de agua. Una vez lista la extendemos la masa sobre un papel vegetal y le pasamos por encima al rulo para hacer una masa algo más fina.

Ahora es el momento de coger la manita o el pie de nuestro bebé, ponerle algo de harina y dejar la huella. Recordar que hay que apretar hasta dejar la marca, pero suavemente para no hacerle daño a nuestro bebé. En caso que salga mal, siempre se puede volver a amasar y repetir la operación.

He imprimido un corazón, lo he recortado para hacer la forma pero lo se puede hacer directamente a ojo en forma de corazón o en la forma que más le guste a uno. Luego se coge un cuchillo impregnado en un poquito de harina y suavemente como haciendo Cortés he ido cortando la masa. Lo ideal sería hacerlo con un molde pero yo no he encontrado corta galletas tan grande en forma de corazón.
Con un cortador de galletas en forma de corazón he hecho el hueco en el  luego poner la foto.

He usado un palo de pinchito para escribir el texto. En mi caso  “Te ♥ papa” 2018. ya que es para el día del padre. Siempre importante es no rallar, si no hacer como pequeñas puntadas una encima de la otra porque se puede deformar.
En caso de que uno se equivoque, se puede volver a alisar con el dedo humedecido y volver a escribir.
Una vez acabado humedecer un poco un dedo y repasar las zonas que veáis que no estén a nivel o que  necesiten alguna rectificación, así como el borde.

Con la masa sobrante he realizado otro proyecto. Esta vez más pequeño en forma redonda usando un cortador redondo y con un agujero para poder colgarlo con un hilo bonito o cinta. El agujero se hace con una pajita.

Si queréis ahora lo podéis pintar con pintura acrílica o  pintarlo una vez que esté seco.  A mí personalmente me gusta más el color beige que se le queda por lo que no lo voy a pintar.

Para dejarlo secar hay dos opciones.

  • Dejar secar al aire durante aproximadamente 2 o 3 días. El tiempo dependerá del clima
  • Hornear a 100°-120° grados durante unas dos horas.

Una vez nos hayamos asegurado de que está totalmente seco tanto por arriba como por abajo se puede pintar y ya está listo para poder pegarle la foto escogida.

Colocamos la foto que coincida con el hueco que hicimos; con un lápiz o boligrafo lo marcamos y recortamos. Ya solo falta pegarlo con nuestra pistola de silicona  y ya tenemos listo nuestro DIY para el día del padre, aunque por supuesto puede servir tanto regalo como Día del Padre como Día de la madre,  para los abuelos o un regalo en general y se puede hacer de cualquier tipo de diseño.

Espero os haya gustado este DIY para el día del padre. Dejadme vuestros comentarios y fotos de como lo habeis hecho vosotros.

hasta pronto